Lo puedes llamar quedada, reunión de chiflados, asamblea, congregación, el nombre es lo de menos, a nosotros lo que nos importa es que el contenido lo pondremos entre todos, los ponentes seremos todos y cada uno de los asistentes, porque todos tenemos algo interesante que decir….

PARA QUÉ?

1. Para inspirar y conectar a todo aquel que entienda la creatividad como colaboración, participación, apertura de oportunidades...

2. Para potenciar tu red tanto, que acabaremos siendo casi familia, un poco rarita, eso sí! Te sorprenderás de lo que somos capaces juntos!

3. Y porqué no, descubrir Ibiza, una excusa muy buena si la necesitabas.

CÓMO?

Pues…como TÚ quieras! Sí, TÚ eres la clave de Creatibi! TÚ decides los temas que trataremos, TÚ igual que los otros locos que tendrás alrededor!

Solo déjate llevar, coge el momento, la ola y atrévete. 5 días fomentando tu creatividad, relajando tu mente compartiendo la energía positiva de cada uno y de todos, para conseguir lo que hace falta para mover montañas.

PARA QUIENES?

¡Todos! No, no os estamos contando una fantasía fruto de la depresión postvacacional. ¿No nos crees?, pues los ponentes/gurús/participantes de la creatibi 2013 y 2014, tienen entre 22 y 70 de profesiones tan variadas como sorprendentes: profesores, estrategas, sexólogas, coach, escritores, ingenieros, grafistas, emprendedores por cuenta propia o por cuenta ajena, desempleados con proyectos o no, blogeros, estudiantes, camareros, etc.
Porque la creatividad se alimenta de la diversidad sin prejuicios. Cualquiera que crea que, con un poquito de su parte y mucha pasión, todo es posible..

 

PORQUÉ?

Por la necesidad de un grupo de chiflados de salir de nuestro día a día, de romper con la rutina. De querer construir un lugar de encuentro en el que poder pensar con tranquilidad, desarrollar nuestro lado crítico y aprender de los demás y de nosotros mismos.

Creatibi, un lugar de ensueño donde encontrar gente para compartir, convivir y aprender conjuntamente. Un espacio fuera de nuestro día a día, donde poder permitirnos nuevamente “pensar fuera de la caja” (think out of the box).